0W-20, los aceites para coches de moda en Europa

Normativas

0W-20, los aceites para coches de moda en Europa

9 Oct , 2018  

Comparte en redes sociales:

Cada vez más fabricantes piden estos lubricantes para sus motores. Te explicamos por qué.

¿Te acuerdas cuando te hablábamos de la norma ACEA C5 y de los nuevos motores? Lo hacíamos hace algo menos de un año en este post. Entonces ya te adelantábamos la pertinencia de los aceites de SAE XXW-20 (como el 0W-20), que presentan una fluidez importante en caliente, porque las condiciones en las que se iban a mover se volverían más severas. Bien, pues las exigencias de los vehículos nuevos nos han venido a dar la razón.

 

El motivo por el cual apuntábamos la necesidad de utilizar aceites del tipo 0W-20 tiene que ver con el hecho de que los motores donde se iban a emplear tendrían unas holguras pequeñas, trabajarían a altas temperaturas y serían motores de baja cilindrada pero alta potencia. Esto añade dificultad al entorno en el que se va a mover el lubricante, por eso es necesaria una mayor fluidez en caliente.

Este tipo de aceites de motor 0W-20 no son algo nuevo, de hecho, los fabricantes asiáticos y los estadounidenses ya hace algún tiempo que recomiendan usar productos con esa SAE. Como los europeos también trabajan con motores muchos más exigentes en los vehículos que fabrican y comercializan en la actualidad, han desarrollado nuevas normativas de aceite para algunos de sus automóviles Euro 6.

 

¿Por qué son tan exigentes los nuevos motores?

Los lubricantes tienen que responder a los retos que plantean los fabricantes de coches y deben hacerlo satisfactoriamente. Hoy trabajamos con vehículos en los que la reducción del consumo de combustible es obligatoria para cumplir con las exigencias de disminución de emisiones recogidas en la norma Euro 6c.

Para cumplir con esas exigencias, los fabricantes europeos han cambiado los diseños de sus propulsores, que ahora son más ligeros y tienen menos cilindros. Todo ello, en motores de gasolina que montan un turbo y tienen un sistema de inyección de alta presión. Características que se extienden también a los coches diésel y los híbridos.

Además, los aceites de motor deben ofrecer, con una SAE baja, una perfecta lubricación y la máxima protección del motor, manteniendo las prestaciones del motor a lo largo de la vida del vehículo. Esto implica una película de aceite muy resistente, que facilite los arranques en frío, reduciendo las fricciones del motor y manteniendo la presión del aceite en todo el sistema. También deben reducir las temperaturas de funcionamiento del motor.

Por todas estas razones, los fabricantes establecen nuevas normas que deben cumplir los aceites de motor, adaptándose a las características de los nuevos propulsores y ofreciendo la protección que de ellos se espera.

Como ejemplo, hablaremos de tres nuevas normas desarrolladas por fabricantes y dirigidas a unos determinados modelos de motores. Todas ellas buscan un ahorro cercano al 4% en comparación con un SAE 15W-40, según ACEA, que realiza el ensayo sobre un motor MB M111.

 

Grupo BMW: norma BMW LL-14 FE+

Los motores gasolina de BMW y Mini de última generación exigen a los aceites de motor que proporcionen una lubricación óptima en virtud de la nueva norma BMW LL-14 FE+. Concretamente, esos nuevos propulsores serían los BMW de gasolina N20 y BX8, de cuatro y seis cilindros, fabricados a partir del año 2014 y que están montados en un buen número de modelos de las dos marcas. Pueden llevar el turbo TwinPower para almacenar en la cámara de combustión un alto volumen de aire. El aceite 5W-30 BMW LL 04 sería la alternativa si no se encontrara el 0W-20 BMW LL-14 FE+.

Estos motores llevan un cárter y un bloque motor fabricados en aleaciones de aluminio y cuentan con un turbo que, en el caso de BMW, es el Twinscroll. Llevan también bombas de inyección de combustible de alta presión y poseen bombas de aceite volumétricas, así como un sistema de control VANNOS en el árbol de levas para controlar la cantidad de aceite.

Se recomienda esta norma para los países de la Unión Europea, Noruega, Suiza y Liechtenstein, así como en Estados Unidos y Canadá.

 

Grupo VW: VW 508 00 – 509 00 y Porsche C20

Esta norma se exige para lubricantes de motores de gasolina (508 00) y diésel (509 00). Al igual que ocurre con la anterior norma, se proporciona un ahorro de combustible cercano al 4% en el test M111 de ACEA. El objetivo es evidente: el aceite debe ayudar a reducir las emisiones contaminantes para cumplir con la norma Euro 6.

Los motores de última generación del grupo VW, tanto gasolina como diésel, a los que se refiere esta norma, trabajan con grandes potencias, por lo que funcionan a altas temperaturas. Por su parte, la norma de Porsche se aplica al Porsche Macan R4, excepto para el mercado chino.

El VW 508.00/509.00, también llamado “Blue Oil”, se empezó a utilizar en las fábricas para primer llenado de los Audi A1 1.0., que equipan un motor de 3 cilindros. Actualmente, se recomienda para los motores 2.0 TFSI 140 kW y 3.0 TDI CR 160 kW

Al igual que en el caso de los motores de BMW, estos equipan un cárter y un bloque motor de aleaciones de aluminio, lo que resulta en pesos que apenas superan los 80 kg. Trabajan a altas presiones de combustión y las temperaturas de funcionamiento son altas, por eso la exigencia sobre la estabilidad del aceite es muy elevada.

 

Grupo PSA: PSA B 712010

Entre finales de 2017 y principios de 2018 empezaron a venderse en España las motorizaciones DV5R y EB2DT para automóviles de este grupo, adaptadas a las necesidades de la evolución de la norma Euro 6.

Estos motores, actualizados a la norma, llevan las tecnologías PSA e-HDi, Puretech con sistemas Stop & Start e incluyen motorizaciones híbridas. Todos ellos están lubricados en Europa con un producto 0W-20 que ofrece el máximo ahorro de combustible y disminuye las emisiones.

Estas tres nuevas normas son ejemplos de la evolución que siguen los fabricantes europeos a la hora de desarrollar motores y normas para aceites de motor que se adapten a ellos. También podemos mencionar otras marcas como Volvo, que también recomienda en sus motores un lubricante 0W-20 que cumpla la norma Volvo VCC RBS0-2AE.

Esta tendencia nos hace pensar que, a corto plazo, también otros fabricantes europeos como por ejemplo Renault o Fiat recomendarán los aceites 0W-20 tanto en sus nuevos motores como en las evoluciones de los que comercializan actualmente.

 

Comparte en redes sociales:

,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*