Territorio Total

El aceite y el agua también se pueden llevar bien

18 Abr , 2017  

Comparte en redes sociales:

Vue d'un champ de maﳮ

Los biolubricantes desaparecen con mayor rapidez y su toxicidad es menor. Te contamos por qué.

 El aceite y el agua no se llevan bien. No solo se trata de que sea difícil mezclarlos, es que además los vertidos de aceite son muy peligrosos para los acuíferos, porque pueden provocar contaminación. No hay que olvidar que un litro de aceite puede contaminar un millón de litros de agua.

Por suerte para todos, existe un tipo de lubricantes que disminuyen en gran medida estas consecuencias. Se trata de los biolubricantes.

Este término se aplica a todos los lubricantes que son rápidamente biodegradables y a la vez no tóxicos para los seres humanos y medios acuáticos (según criterios específicos). Los biolubricantes están constituidos por aceites vegetales y ésteres sintéticos.

Funciones y ventajas de los biolubricantes

Entre las funciones que deben cubrir los biolubricantes son, por norma general, las exigidas a todos los aceites: reducir las pérdidas de energía mecánica, así como el desgaste de las piezas por fricción, protegerlas de la corrosión, disminuir las temperaturas de trabajo en las máquinas, aumentar la estanqueidad y recoger las impurezas existentes.

Las ventajas que presentan los biolubricantes, por su parte, son su elevada biodegradabilidad y toxicidad reducida. Esto quiere decir que en caso de vertido accidental de pequeño volumen, se esfuma rápidamente y los riesgos por contaminación se reducen drásticamente.

Además, presentan buenas propiedades de lubricación, un índice de viscosidad elevado, un punto de inflamación elevado y seguridad para los usuarios. También los equipos duran más gracias a su uso, mientras que las pérdidas por evaporación y el consumo de aceite se reducen.

Todo equipo que trabaje cerca o en contacto con agua, como pueden ser esclusas o centrales eléctricas, está asociado a un riesgo potencial de contaminación de agua. Total tiene su propia gama de biolubricantes que se adaptan a todas estas actividades, con aceites hidráulicos, grasas, aceites de motor, de engranajes o dieléctricos, es decir, aislantes de la electricidad.

 

Ecolabel Europeo

En Total nos importa mucho el medioambiente, por eso hemos obtenido el derecho para utilizar la etiqueta Ecolabel Europeo para nuestros fluidos hidráulicos biodegradables. De hecho, somos el primer grupo petrolero en el mundo que ofrece una gama completa de fluidos hidráulicos biodegradables con los criterios de la etiqueta ecológica europea.

Este distintivo se simboliza por una margarita y solo se puede aplicar a productos biodegradables que cumplen criterios estrictos, no solo respecto a sus componentes, sino también durante su proceso de fabricación.

En concreto, los fluidos deben seguir siete criterios de atribución: etiquetado de frases R prohibidas, baja ecotoxicidad, alto grado de biodegradabilidad y no bioacumulación, sin aditivos incluidos en listas negras, uso de materias primas renovables y rendimiento técnico adaptado a la aplicación. Además, la etiqueta Ecolabel debe aparecer en el embalaje.

Comparte en redes sociales:

,


Comments are closed.