Caducidad del aceite motor

Territorio Total

¿El aceite de motor caduca?

12 Ene , 2018  

Comparte en redes sociales:

La respuesta es “sí, pero no”. Total te explica por qué.

“¿Caduca el lubricante de un vehículo? Si es así, ¿dónde puedo ver la fecha de caducidad?” Son preguntas muy habituales y probablemente tú te las hayas planteado alguna vez. La respuesta no es sencilla, pero vamos a intentar ayudarte a averiguarla.

Cuando compras una lata de lubricante, lo que encontrarás son indicaciones sobre la fecha, el lote y el turno de fabricación, entre otros aspectos. Se trata de información necesaria para la trazabilidad del producto, es decir, para conocer los máximos detalles posibles sobre su origen. Por eso, si tienes alguna duda puedes contactar con nosotros e  indicarnos esos números, que en el caso de nuestros productos encontrarás en la empuñadura de la lata, y te diremos si puedes utilizarlo.

Lo que ocurre es que no encontrarás en el envase una fecha de caducidad. Como se supone que los lubricantes son productos que se consumen antes de que pierdan sus condiciones originales, esa indicación no se incluye. Esto suele ser así en el caso de aceites de motor y líquidos de frenos, sintéticos o minerales. Sin embargo, algunos productos pueden permanecer almacenados demasiado tiempo. Puede pasar si su propietario tiene un garaje y deja allí los productos durante años.

¿Cómo sé si mi lubricante está en buenas condiciones?

En ocasiones, si un cliente encuentra una lata olvidada de uno de los productos de Total en su garaje, si no recuerda cuándo la compró o cree que la adquirió hace algunos años, nos llama para preguntarnos si la puede utilizar para una puesta a nivel del aceite. Le pedimos que mire la empuñadura de la lata y nos facilite una serie de números y letras, o bien que nos envíe una foto. Al comprobarlo, muchas veces nos encontramos con que ese producto se fabricó hace mucho tiempo, seis o siete años por ejemplo. Y entonces le recomendamos que no lo utilice.

Las razones por las que no recomendamos emplear estos productos que llevan tanto tiempo almacenados son principalmente dos:

– Los aditivos pueden separarse y depositarse en el fondo del envase. Puedes notarlo si, al abrir la lata, escuchas una especie de gorgoteo, como si la salida estuviera obturada y se abriera de pronto por la presión. Esto ocurre al cabo de algunos años y ya sabes lo importante que son los aditivos para tu coche. Así que ese aceite no se debe utilizar.

– La humedad del aire puede echar a perder el producto. Esto se debe a que el aire entra en los envases debido a la temperatura ambiente que se registra dentro y fuera de la lata. No importa si el envase está abierto o cerrado: el aire siempre acaba por entrar y suele llevar humedad, que es especialmente elevada en zonas cercanas al mar. Lo que ocurre es que tanto los líquidos de frenos como los aceites absorben parte de esa humedad en el fluido, mientras que el resto se separa formando una capa de agua en el fondo del envase. En el caso de un aceite mezclado con agua, no lubricará; mientras que los líquidos de frenos con agua pueden afectar a la capacidad de frenada de un vehículo.

Estas son las dos razones principales por las que, a partir de un determinado tiempo, recomendamos a nuestros clientes que no utilicen los productos.

 

¿Cuál es el periodo de tiempo en el que puedo usar el aceite?

En el caso de un lubricante, normalmente recomendamos utilizarlo en un tiempo máximo de cinco años desde su fabricación. Repetimos: desde su fabricación, no desde el momento en el que se compró.

En cuanto a los líquidos de frenos, nunca aconsejamos utilizarlos dos años después de haber abierto la lata.

Así que nuestro consejo es que compres siempre la cantidad de producto que sepas que vas a consumir. Si pides una cantidad mayor, puede darse el caso de que no lo vayas a utilizar en años. Además, en el caso de los aceites de transmisiones, lo mejor es que elijas siempre envases pequeños si no los utilizas a menudo por un bajo consumo.

Los líquidos de frenos son los que inciden de manera más directa sobre la seguridad de tu vehículo, así que siempre debes seguir nuestra recomendación de no utilizarlo cuando hayan pasado dos años o más desde su apertura. Si lo haces, puedes encontrarte pisando el pedal del freno, que éste se hunda y que el coche no frene.

Recuerda que es muy importante que utilices siempre productos de calidad y adaptados a tu vehículo dentro de los períodos recomendados por su fabricante. De esta manera conseguirás aumentar la seguridad de tu automóvil, así como la tuya, y alargar su vida útil.

Comparte en redes sociales:

,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*