modernos líquidos refrigerantes

Consejos

¿Puedo usar agua en el motor en vez de refrigerante?

7 Feb , 2018  

Comparte en redes sociales:

Hay poderosas razones por las que abrir el grifo para refrigerar el motor no es una buena idea.

Es muy probable que alguna vez te hayas planteado si podrías utilizar agua para mantener la temperatura del motor de tu coche. Tal vez, inspirado por aquellas películas antiguas en las que salían coches clásicos con el motor echando humo. Todo lo que hacía falta era un poco de agua fresca para que el radiador volviera a ser el mismo de siempre. La verdad es que tienen tan poco que ver los modernos líquidos refrigerantes con el agua como los coches actuales con los antiguos.

Agua, sí, pero no solo agua

Vamos a empezar contándote algo que seguramente te descolocará: el agua es el mejor refrigerante que existe. De hecho, los líquidos refrigerantes actuales pueden estar compuestos, en su mayor parte, por agua, dependiendo de su formulación.

Así, dentro de la composición de un refrigerante el agua puede suponer entre el 45% y el 70%, mientras que el MEG (monoetilenglicol) o MPG (monopropilenglicol), que actúan sobre los puntos de ebullición y congelación, pueden representar entre el 25% y el 50%. El resto de la formulación se corresponde con aditivos (entre el 3% y el 8%).

El caso es que un líquido refrigerante hace mucho más que absorber el calor para rebajar la temperatura: además, su punto de ebullición debe ser alto, para evacuar el máximo calor posible y evitar las variaciones de tamaño de las piezas, que darían lugar a desgastes. De esta manera también se garantiza una mayor capacidad de refrigeración del sistema, evitando recalentamientos y sus problemas derivados.

Por otro lado, el líquido refrigerante debe congelarse siempre por debajo de cero grados. De hecho, cuanto menor sea su punto de congelación, mejor. Esto es así porque el agua, al congelarse, aumenta su tamaño, algo que podría ocasionar problemas y roturas dentro del motor. Este refrigerante tampoco debe atacar a los metales o gomas que componen el sistema de refrigeración.

 

¿Qué pasa entonces si utilizo agua directamente?

Lo que ocurre si utilizas agua para refrigerar el motor de tu coche es que vas a exponerlo a múltiples averías. Esto se debe a que el agua es corrosiva, por lo que podrá dañar distintos elementos del sistema de refrigeración.

Como además el agua se congela a 0ºC, por debajo de esa temperatura aumentaría de volumen y podría dañar el motor. Lo mismo ocurre a la inversa: alcanza su punto de ebullición por encima de los 100ºC, por lo que no será capaz de refrigerar el motor cuando alcance temperaturas superiores. Y entonces te encontrarás con la escena del vehículo escupiendo vapor y humo, que en las películas queda muy bien, pero es un verdadero incordio en la vida real.

Ten en cuenta, además, que si no se emplea el agua adecuada se pueden provocar problemas relacionados con algas, bacterias, sales calcáreas y otros depósitos que pueden arruinar el radiador del vehículo.

 

¿Qué tienen los refrigerantes que no tenga el agua?

Lo que tienen los refrigerantes en su interior son ingredientes que evitan que todo lo anterior suceda. Es decir: el MEG (monoetilenglicol) y, en su caso, el MPG (monopropilenglicol), evitan los problemas relacionados con la congelación y la ebullición del agua, ya que se encargan de rebajar el punto en el cual se convierte en hielo y de aumentar aquel a partir del cual se transforma en vapor.

La concentración de glicol debe ser la adecuada para proteger el fluido contra la ebullición y la congelación. Por eso es tan importante utilizar productos de calidad.

Por su parte, los aditivos que se añaden a los líquidos refrigerantes en su formulación cumplen con varias funciones: estabilizan químicamente el producto, evitan los depósitos de cal de las aguas duras, así como de otros componentes. También protegen frente a la formación de espumas, que entorpecen la conducción del calor y mantienen la acidez del producto dentro de unos límites. Incluso hay aditivos colorantes para identificar los puntos de fuga en el sistema y otros de sabor amargo para evitar intoxicaciones involuntarias.

Dicho esto, ten en cuenta que tampoco debes añadir agua para rellenar el nivel de líquido refrigerante de tu coche si estás utilizando un producto que ya viene preparado para nivelar: disminuirías la concentración de sus ingredientes y el motor de tu coche perdería su protección.

En un próximo artículo te contaremos algunos conceptos sobre el cambio del líquido refrigerante, como por ejemplo los pasos a seguir o con qué frecuencia se debe sustituir.

 

Más información sobre el líquido refrigerante >> Diferencias entre anticongelante y refrigerante / Cómo cambiar el líquido refrigerante / Cómo el refrigerante mantiene la temperatura del motor

Comparte en redes sociales:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*