Nivel Experto

Coches híbridos, los ahorradores de moda

30 Ago , 2016  

Comparte en redes sociales:

shutterstock_266425031_modTotal te cuenta algunos conceptos básicos sobre unos vehículos cada vez más populares.

¿Sabías que un coche híbrido puede llegar a ahorrar hasta el 35% de combustible respecto a uno con motorización convencional? Seguro que después de leer esto mirarás con otros ojos a estos vehículos, que cada vez son más populares: desde 2011 hasta 2015 se han vendido en España 82.234 unidades.Además, solo entre enero y mayo de 2016 se han matriculado más de 11.000 coches híbridos, lo que da una idea de que su atractivo, lejos de disminuir, aumenta.

Como es muy probable que hayamos picado tu curiosidad respecto a estos coches con motorización alternativa, te explicaremos algunos conceptos básicos en este artículo que te interesará saber.

 

¿Qué quiere decir “híbrido”?

En los vehículos, una motorización híbrida es la que combina propulsores con distintas fuentes de energía. En el caso de los coches híbridos, combinan un motor de combustión interna (térmico) con otro motor eléctrico. Este último actúa en muchos casos como una especie de escudero, es decir, está ahí sobre todo para ayudar al propulsor térmico en situaciones con una elevada carga de trabajo, como por ejemplo al arrancar o al acelerar.

La ventaja principal de usar estos dos motores, junto a otros dispositivos que componen el sistema híbrido, es que el uso de los carburantes es solo parcial. Además, son capaces de recuperar energía que de otro modo se desperdiciaría, como por ejemplo al frenar. Por tanto, el consumo de combustible se puede reducir fácilmente respecto a los coches convencionales, sobre todo si el vehículo se utiliza en ciudad.

 

¿Qué tipos de híbridos existen?

Se puede hablar principalmente de tres grandes tipos de hibridación convencional para coches: en serie, combinada o paralela.

En los híbridos en serie, el motor térmico solamente funciona para generar energía eléctrica que surte al otro propulsor. Esto quiere decir que el combustible no se emplea directamente para mover el vehículo y que la propulsión es únicamente eléctrica. Este tipo de coches se encuentra más cercano a los automóviles eléctricos, por lo que se les conoce como “eléctricos de autonomía extendida”.

Por su parte, un coche híbrido combinado permite combinar de cualquier manera ambos motores, con el fin de proporcionar tracción al vehículo a partir del motor térmico y/o el eléctrico, que van engranados a un diferencial de tipo planetario que permite transmitir el par motor a las ruedas.

En el caso de los híbridos paralelos, los dos motores transmiten potencia de propulsión al vehículo a la vez. De este modo, en lugar de desviar la potencia a través de un engranaje planetario, los pares de accionamiento entre el motor eléctrico y el térmico se distribuyen a través de un sistema de control y regulación.

 

En cuanto al carburante que emplean los vehículos híbridos, las primeras unidades que se comenzaron a ver por las calles contaban con un motor de gasolina y otro eléctrico. Sin embargo, desde finales de 2011 también se venden coches que combinan un motor diésel con un accionamiento eléctrico, una configuración que permite un ahorro superior.

 

¿Cómo se recargan las baterías?

Uno de los principales rasgos que diferencian un vehículo híbrido convencional de otro enchufable es que las baterías eléctricas solo se pueden recargar mientras el coche está en movimiento, ya que recogen el excedente de energía que producen el motor térmico y recuperan la que se produce al frenar gracias a una función de frenada regenerativa.

La función de recuperación de energía de la frenada es especialmente útil al circular por ciudad, ya que se producen aceleraciones y desaceleraciones de manera frecuente.

Ten en cuenta que tanto para el mantenimiento de un coche híbrido como para el de uno convencional es muy importante emplear aceites de motor de calidad y adaptados a las características del modelo. Si sigues esta máxima, contribuirás a aumentar la vida útil del automóvil y evitarás averías derivadas del uso de productos de mala calidad o no adaptados a los requisitos del fabricante.

Comparte en redes sociales:

, ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*