fbpx
Deterioro del lubricante

Consejos

¿Por qué se puede deteriorar un aceite de motor?

30 Ene , 2019  

Comparte en redes sociales:

La degradación de los lubricantes de motor puede tener diversas causas. Te contamos las principales.

Con el paso del tiempo y el uso, los lubricantes de automoción pueden llegar a perder sus propiedades. Este proceso se conoce como deterioro o degradación del aceite lubricante, que reduce la capacidad del aceite para cumplir sus funciones básicas. Sí, nos referimos, por supuesto a que dejan de lubricar. Pero también a la pérdida de otras capacidades tan importantes como la refrigeración, la limpieza, la protección y el sellado, que poco a poco se van perdiendo.

 

¿Qué factores influyen en la degradación del aceite?

Entre las principales causas del deterioro de un lubricante nos encontramos algunas como la oxidación, la nitración, la temperatura, la contaminación, las grandes velocidades de cizallamiento, los ambientes corrosivos o el propio agotamiento de los paquetes aditivos.

Todos estos factores favorecen que el aceite lubricante se degrade a una mayor velocidad. Esto quiere decir que pueden provocar que pierda sus propiedades antes de lo previsto.

A continuación, vamos a comentar algunas de las causas principales por las que los lubricantes pierden sus propiedades.

 

Oxidación

Este proceso produce un cambio en la estructura molecular del aceite. Esto se debe a que el lubricante entra en contacto con un elemento oxidante, como puede ser el propio oxígeno, y se produce una reacción química. Como consecuencia, la viscosidad aumenta y se forman productos ácidos que pueden atacar componentes metálicos como las piezas del automóvil que baña el lubricante.

Otras consecuencias de la oxidación pueden ser la formación de lodos, lacas y barnices. Es decir: la generación de depósitos en el motor del vehículo que pueden llegar a dañarlo.

 

Descomposición térmica

Tal y como habrás imaginado, en este proceso el aceite se descompone a causa del calor excesivo. Se da especialmente en los puntos del sistema con altas temperaturas. Este es el caso de la cámara de combustión, que es la zona en la que más sube el termómetro dentro de todo el circuito de lubricación. Para que te hagas una idea, allí se alcanzan temperaturas promedio del aceite entre 200°C y 300°C.

¿Sabes por qué la temperatura afecta a la degradación del lubricante? Pues porque existe una relación directa entre ambos. De hecho, por cada 10ºC de incremento de la temperatura del lubricante, su vida útil se reduce a la mitad.

El resultado de la descomposición térmica también incluye polímeros y compuestos insolubles que pueden conducir a la formación de barnices, igual que en el proceso de oxidación.

 

Agotamiento de aditivos

Ya te hemos contado por qué son tan importantes los aditivos del aceite y todo lo que pueden hacer por un coche. Suponen una protección extra imprescindible, por eso los lubricantes de calidad utilizan paquetes de aditivos para mejorar las propiedades de las bases y aportar otras que no tienen.

La mayor parte de esos paquetes de aditivos están diseñados para ser sacrificados y utilizados durante la vida útil del lubricante. Los antioxidantes y detergentes reaccionan con los productos intermedios de la degradación. Cuando esto ocurre, los aditivos pierden su efecto y, por tanto, el proceso de degradación se acelera.

 

Contaminación

Con el uso, el aceite va adquiriendo sustancias extrañas que conocemos como contaminantes. Pueden ser generadas por el propio aceite o bien añadidas por el sistema que lubrica. Estas, a su vez, pueden ser internas o externas al sistema y encontrarse en estado líquido, gaseoso, sólido o semisólido.

Hay muchos ejemplos de contaminantes que se pueden encontrar en los aceites de motor. Pueden ser elementos metálicos que proceden del desgaste de las piezas, impurezas y polvos atmosféricos, productos carbonosos, lacas o barnices procedentes de la propia degradación del aceite, agua, glicol, combustible o ácidos, entre otros.

¿Cómo afectan estos contaminantes al aceite? Lo hacen reduciendo sus prestaciones, degradándolo y agotando el paquete de aditivos. Esto es así porque la contaminación altera las propiedades físicas y químicas del producto. Por tanto, el desgaste del motor y la degradación del lubricante se aceleran.

En el caso del agua, que puede proceder de condensaciones o fugas de sistemas de refrigeración, suele tener un efecto nefasto. De hecho, puede provocar problemas de lubricación, corrosión y herrumbre.

 

¿Qué pasa cuando se degrada el aceite?

Las consecuencias de la degradación del aceite son variadas y ninguna es buena para el vehículo. Por un lado, disminuye la vida útil del propio lubricante y reduce sus funciones.

Por el otro, aumenta los costes asociados al uso del vehículo en dos vertientes: incremento del consumo de energía por la fricción y el desgaste; y más gasto en mantenimiento por deterioro y fallos en las piezas, así como por la corrosión ácida de los componentes metálicos.

Como podrás imaginar, es muy importante cambiar el aceite del coche periódicamente. También lo es utilizar lubricantes de calidad que alarguen la vida útil del vehículo. No nos cansaremos de repetirlo.

 

Comparte en redes sociales:

, ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

7 Responses
  1. AVM dice:

    Buenas.
    En julio de 2018 compré un Seat León Cupra 300 DSG 6. Según indicaciones del fabricante, a los 5.000 km le hice una primera revisión de niveles en la que no se observó ningún problema. Hace unos días lo volví a llevar al concesionario para una segunda revisión de niveles, también según indicaciones, a los 10.000 (aunque tiene 12.000) y me dicen que hay que cambiar el aceite ya que el “sensor de calidad del aceite” les indica que tiene una “carga térmica de 38.300 km” a pesar de que dicho sensor también les indica que no hay “entrada de hollín” y que el aceite tiene “buena calidad”
    El aceite que usa este coche viene para una duración nominal de hasta 30.000 km. Ya sé que estos km son una referencia máxima y que, dependiendo de muchos factores, es posible que sea necesario cambiarlo mucho antes, pero, y la pregunta, asumiendo una conducción normal en cuanto a las elementales consideraciones mecánicas (no conduzco en circuito ni hago rallyes, y mayoritariamente lo hago en modo confort), es ¿qué puede haber ocurrido para que un aceite con unas características, requerimientos, y especificaciones para 30.000 km haya que cambiarlo a la mitad de esos kilómetros? Al margen del tipo de conducción (carreras, competición, etc.) ¿qué es lo que puede influir en la carga térmica del aceite? ¿Es posible que dicho problema esté relacionado con el rodaje inicial del vehículo? ¿Es posible un error de análisis del sensor?
    En fin, ya sé que con estos datos todas las conjeturas son posibles, pero si me aclaraseis un poco más el tema os estaría muy agradecido.
    Un saludo.

    • Total dice:

      Buenas, el peor tipo de conducción para un coche es la ciudad, debido a que los arranques y paradas producen que las combustiones no sean completas, lo que lleva al aceite a cargarse de hollines y carbonillas. Por ello la recomendación normal para conducción en ciudad es 20.000 kms, mientras para los que hacen autopista y carretera es de 30.000. Como ve es a la inversa a lo que consideramos, la conducción normal es la de autopista y carretera, donde se mantiene el funcionamiento del motor a revoluciones constantante. Es posible que cuando ellos halen de la carga térmica se refieran a algo parecido a lo que le indicamos.

  2. fandemos dice:

    Internet está lleno de información contradictoria, por eso en esta web me gustaría que me diesen una información fiable. He cambiado el aceite a mi coche que emplea Total 9000 5w40, pero resulta que me he quedado corto en medio litro (emplea el motor unos 5.5 litros). No tengo para echarle más, pero si tengo ese medio litro que me hace falta de aceite Total Ineo 5w30. Puedo mezclarlos sin perjudicar al motor??. Gracias por la atención.

    • Total dice:

      Buenas, los aceites se pueden mezclar, pero solo es conveniente cuando tienen la misma SAE y cumplen las mismas normas API, ACEA o del fabricante del coche. Con la información que nos proporciona le recomendamos no mezclar esos dos productos.

  3. KanMen dice:

    ¿Cómo saber en qué estado está el lubricante después de unos pocos miles de kms?

    • Total dice:

      Buenas, la forma de saber el estado del lubricante es analizarlo en un laboratorio. El análisis nos permite ver si las características y las propiedades se mantienen dentro de los niveles adecuados. Además mediante el análisis también se puede ver el estado del elemento lubricado (motor, caja de cambios…) Normalmente si sigue las indicaciones del fabricante respecto al aceite y al cambio de este no debería tener ningún problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies