Lubricantes para vehículos pesados

Taller

Lubricantes para vehículos pesados: así influyen las condiciones de uso

22 Ene , 2019  

Comparte en redes sociales:

 

Camiones y maquinaria realizan labores especiales. Por eso requieren lubricantes especiales.

¿En qué piensas cuando escuchas el término “vehículos pesados”? Seguro que se te aparecen en la mente un montón de camiones. Estarás en lo cierto: todos los camiones son vehículos pesados. Lo que pasa es que no todos los vehículos pesados son camiones. Por eso, si vamos a hablar de su lubricación, es decir, de los aceites de motor que utilizan, lo primero que debemos hacer es definir cuáles están incluidos en esta denominación.

Dentro de la categoría de vehículos pesados se encuentra un amplio espectro de máquinas, más allá del típico camión de carga que circula por una carretera. Así, se incluye maquinaria agrícola como tractores y cosechadoras, maquinaria de obras públicas y construcción, junto a todos esos pequeños o grandes vehículos que operan en condiciones muy severas.

 

La importancia de las condiciones de uso

Más allá del tamaño de los camiones o las máquinas, una de las condiciones más importantes a la hora de lubricarlos son sus condiciones de uso. En su caso, suelen ser muy severas, por lo que ocasionan presiones y temperaturas de trabajo elevadas. Como además consumen mucho combustible porque necesitan más energía para realizar su labor, se generan más ácidos y carbonillas durante la combustión. Su lubricante es el encargado de contrarrestarlos. Por eso deberá incorporar más aditivos que el aceite para vehículos ligeros.

El volumen de aceite de los vehículos pesados también es muy distinto al que llevan los ligeros. Esto se debe al tamaño del motor, pero no solo eso. El tipo de labor que deben ejercer también influye: los pesados trabajan en condiciones más adversas y durante más tiempo que los ligeros.

Por todo esto podemos decir que nos referimos a muchas cosas cuando hablamos de condiciones de uso. Entre ellas, el gran esfuerzo que se ejerce sobre el motor y las piezas lubricadas para que cumplan su trabajo. Por ejemplo, el motor de un camión debe generar una gran potencia para mover toneladas de maquinaria y mercancías. También los diferenciales ejercen presiones extremas sobre los engranajes para hacer girar las ruedas. En cuanto a los fluidos hidráulicos, deben soportar presiones inmensas para mover los brazos y otras partes de las máquinas de obras públicas.

Estas condiciones tienen un impacto importante sobre el aceite. Al generarse elevadas presiones y temperaturas, el lubricante corre más riesgo de ver degradadas sus propiedades.

 

Matices que importan (mucho)

Está claro que las condiciones de uso de los vehículos pesados influyen mucho en el lubricante que utilizan. Lo que ocurre es que, dentro de ellas, también existe una gama que abarca distintos tipos de uso. Todos ellos se traducen en mayor o menor esfuerzo y degradación del aceite.

Esto quiere decir que no es lo mismo transportar cargas pesadas en largas distancias por carretera que hacerlo con cargas ligeras en entornos urbanos con paradas frecuentes. Tampoco las condiciones ambientales son siempre las mismas. Una cantera de roca presenta una gran cantidad de polvo en el ambiente que se introducirá en el motor y acabará por llegar al aceite y deteriorarlo. Por su parte, una máquina que trabaja en un puerto lo hará en condiciones de humedad muy elevada. Esto provocará que el aceite muestre signos de deterioro por acción del agua marina y de la propia humedad ambiental.

Por todas estas razones, el lubricante se verá sometido a condiciones de uso muy severas y variables. Por eso es necesario que esté especialmente tratado y aditivado, para poder soportarlas. La calidad del aceite base también es determinante, ya que debe ser lo más uniforme y menos contaminada posible para garantizar su estabilidad en todo momento.

En un próximo artículo te hablaremos sobre cómo se adaptan estos lubricantes a cada tipo de vehículo pesado y su uso. Efectivamente: los aditivos tienen mucho que ver con esto.

 

Comparte en redes sociales:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies