Cómo llevar mascotas en el coche con seguridad

Consejos

Cómo llevar mascotas en el coche con seguridad

21 Mar , 2018  

Comparte en redes sociales:

Viajar con animales requiere tomar algunas medidas para proteger a todos los ocupantes de un vehículo.

¿Planeas disfrutar de esta Semana Santa con tu mascota? Viajar con animales domésticos en el coche cada vez más habitual en nuestras carreteras: cuatro de cada cinco se trasladan en turismo alguna vez y los más viajeros son perros y gatos. Nos gusta compartir nuestro tiempo libre con ellos y las vacaciones no son una excepción.

Sin embargo, no siempre transportamos a nuestras mascotas de la manera más adecuada. Cuando viajamos con animales, debemos tener en cuenta una serie de medidas para que su seguridad (y la nuestra) no se vea afectada. De hecho, son varios los factores que debemos tener en cuenta, más allá de meterlos en un transportín e introducirlos en el coche.

 

¿Cómo afecta el transporte de mascotas a la seguridad vial?

Lo cierto es que no solo debemos tener cuidado con nuestras mascotas cuando las trasladamos en el interior de un vehículo. Durante un viaje, los momentos en los que la seguridad vial se puede ver comprometida por la presencia de un animal son diversos.

Según los últimos datos disponibles de la Dirección General de Tráfico, solo en 2016 tuvieron lugar más de 400 accidentes con víctimas relacionados con atropellos a animales en España. Esta cifra nos recuerda por qué es tan importante que vigiles a tu mascota en todo momento cuando viajes con ella, sobre todo cuando pares a descansar y estirar las piernas en su compañía.

De hecho, la presencia de mascotas afecta a la seguridad vial en tres situaciones concretamente: cuando los animales sufren un atropello por transitar sin control, cuando sufren daños al circular como peatones controlados por su dueño y cuando se ven involucrados en un accidente mientras viajan en el interior de un vehículo.

En los dos primeros casos debes anticiparte a los peligros que puedan surgir y nunca perder el control del animal, que puede ser la causa de incidentes graves. En la última situación debes tener en cuenta que no solo tu mascota resultará dañada: también puede provocar daños a otros ocupantes del vehículo. Por eso nunca debes llevarla suelta cuando viajes con ella.

 

Sistemas de retención para animales

Llevar a nuestros animales sin control en el vehículo también puede provocar otras situaciones de peligro, como por ejemplo distracciones o pérdida del control del vehículo si se nos suben encima o si se colocan de tal manera que afecten al cambio de marchas o a los pedales. Un frenazo o un choque también pueden provocar que el animal salga despedido y dañe al resto de ocupantes. Hay que tener en cuenta que, en caso de accidente a 50 km/h, una mascota puede multiplicar su peso por 35.

Sobran las razones por las que resulta necesario utilizar sistemas de retención especialmente diseñados para el transporte de animales. Sin embargo, la mitad de los dueños de animales de compañía desconocen la normativa que regula el transporte de mascotas, según datos de la DGT, mientras que uno de cada cinco lleva a la suya sin ningún sistema de protección.

Los sistemas de retención que se deben utilizar para transportar mascotas deben estar homologados por normas europeas como ECE R17 (resistencia de los asientos) o DIN 75410-2 (sujeción de la carga en vehículos). Los tipos que se deberán utilizar en función de la talla y el peso del animal son los siguientes:

– Arneses: utilizan el cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix para sujetar al animal. Los materiales que se utilizan en su fabricación buscan ofrecer la máxima resistencia y suavidad para no dañar a la mascota. Se deben evitar los correajes que se enganchan al collar, ya que pueden suponer un grave riesgo para animal y pasajeros.

– Rejilla divisoria: seguro que la has visto alguna vez. Se trata de esa red que separa el maletero de los vehículos con portón trasero del resto del habitáculo para transportar a los animales en la parte trasera. Normalmente se utiliza para animales de gran tamaño y se recomienda emplear aquellas que van montadas desde el suelo hasta el techo, que cumplen con las normas DIN 75410-2 y también tienen en cuenta la estabilidad de los respaldos de los asientos traseros para su montaje.

– Transportín: este método se encuentra entre los más seguros. De hecho, se puede combinar con la rejilla divisoria para aumentar su protección. Puede ir situado en el maletero si el animal tiene un gran tamaño, en cuyo caso se debe colocar cerca del respaldo y en posición transversal al sentido de la marcha. Si tu mascota tiene un tamaño pequeño, donde irá más protegida es en el suelo, detrás de los asientos delanteros. Olvídate de situar el transportín sobre los asientos con el cinturón de seguridad: podría romperse y el animal saldría despedido.

Además de tener en cuenta el sistema de retención adecuado y tomar las precauciones debidas a la hora de circular con tu mascota, no olvides que mantener tu vehículo en perfecto estado es fundamental tanto para la seguridad del animal como para la del resto de ocupantes. Utilizar lubricantes y recambios de calidad en los mantenimientos de tu coche es una práctica que te ayudará a mejorar este apartado considerablemente.

 

 

Comparte en redes sociales:

,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

One Response
  1. gnula dice:

    Muy buena esta página me gusta por su buen contenido gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*