Consejos

¿Carretera o ciudad? No malgastes gasolina

26 Abr , 2016  

Comparte en redes sociales:
Gros plan sur la main d'une cliente qui prend le pistolet de carburant SP95-E10 pour faire le plein de son véhicule, au relais Goulvents.

Gros plan sur la main d’une cliente qui prend le pistolet de carburant SP95-E10 pour faire le plein de son véhicule, au relais Goulvents.

Total te explica cómo conducir para ahorrar combustible según la longitud de tu viaje.

Seguro que has notado que estamos empeñados en ayudarte a ahorrar carburante. No solo se trata de una cuestión económica, también se trata de conservar nuestro planeta en las mejores condiciones posibles.

En esta ocasión te explicamos cómo conducir para ahorrar combustible según la longitud del trayecto que vas a recorrer con tu coche. Como ya hemos visto en otros artículos, el ahorro de gasolina tiene mucho que ver con el estilo de conducción, que no es el mismo si vas a un recado o si te vas de vacaciones.

Desplazamientos largos

– Circula entre 1.500 y 2.500 revoluciones: no importa qué marcha tengas engranada, no te pases ni te quedes corto. El consumo de carburante del vehículo a estas revoluciones suele ser el más bajo en cualquier marcha.

– Sube las ventanillas: si las llevas bajadas, sobre todo a más de 90 km/h, aumentará el consumo porque el aire tenderá a frenar el coche.

– Ojo al aire acondicionado: no lo lleves demasiado fuerte, lo ideal es que el habitáculo cuente con una temperatura que supere los 22 grados.

– Aligera el vehículo: evita llevar baca y vacía el maletero todo lo que puedas. El peso y la resistencia aerodinámica son enemigos del ahorro de combustible.

– Suavidad en las frenadas: cuando desaceleres, frena suavemente y cambia a una marcha más corta lo más tarde posible. Siempre que puedas, detén el coche sin reducir previamente de marcha.

 

Desplazamientos cortos o en ciudad

– Apaga el motor: si vas a estar parado más de un minuto, no dudes en girar la llave. El motor al ralentí consume, algo que no hace un motor parado.

– Evita movimientos bruscos: olvídate de acelerones, frenazos y cambios de carril continuos. Aumentarás el consumo de carburante y muy posiblemente no llegarás antes a tu destino.

– Utiliza la marcha más larga que puedas: acuérdate de que, en primera, no debes estar más de dos segundos. Es la marcha que más consume.

– Baja las ventanillas: si no circulas a más de 50 km/h, es mejor que lleves las ventanillas bajadas que el aire acondicionado encendido.

¿Sabías que utilizar un aceite de calidad adecuado al motor de tu vehículo también puede ayudarte a ahorrar combustible? Recuerda que emplear un buen lubricante en las revisiones alargará la vida de tu coche y te ayudará a llegar más holgado a fin de mes.

Comparte en redes sociales:

, ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoraciones)
Cargando…

Comments are closed.