Normativas

Norma SAE J 300 o cómo acertar con el aceite del motor (3)

19 Jul , 2016  

Comparte en redes sociales:

shutterstock_74057836¿Cómo elige el fabricante la SAE? ¿Puedo elegir la que yo quiera para mi coche? Total te saca de dudas.

Ya sabes qué es la viscosidad del aceite y qué es la norma SAE J 300. Sí, nos referimos esa que te sirve para asegurarte de que el aceite de motor que estás comprando es adecuado para tu vehículo. Sin embargo, es posible que todavía te quede alguna duda relacionada con este tema, como de qué manera elige el fabricante la SAE o si puedes utilizar otra SAE en lugar de la que indica el constructor. Así que en este artículo vamos a tratar de arrojar luz sobre estas preguntas.

 

¿Cómo elige el fabricante la SAE?

Lo primero que debes saber es que la elección del grado SAE para cada tipo de motor depende de dos factores fundamentales: cómo se ha diseñado el motor y qué pretendía el fabricante al diseñarlo, es decir, si lo hizo pensando en que ahorre combustible, aumente su vida útil, etc.

Como reducir el consumo de carburante y conseguir motores duraderos son objetivos bastante comunes actualmente, los fabricantes tienden a construir motores más pequeños, de tres cilindros, que extraen las mismas o mayores potencias y prestaciones, pero con un ahorro de combustible que permite cumplir con las normas de emisiones. Esto implica que se deban utilizar aceites cada vez más fluidos.

De hecho, los coches americanos y japoneses de última generación utilizan cada vez más aceites con SAE 0W-20 y 5W-20 en motores de gasolina. Además, en Japón se están introduciendo las SAE 0W-16.

En cuanto a Europa, la SAE que ha imperado en los últimos años ha sido la 5W-30, tanto en motores de gasolina como diésel. Además, se espera que en 2016 ACEA publique nuevas recomendaciones y añada la nueva norma ACEA C5, en la cual los límites de viscosidad permitirán que se acepten los lubricantes 5W-20 y 0W-20 en motores de gasolina y diésel con o sin filtro de partículas fabricados en Europa. También se espera que los fabricantes europeos lancen este mismo año normas en las cuales se recomienden los aceites de motor xxW-20.

En el caso de los fabricantes de vehículos pesados, la tendencia apunta hacia lubricantes xW-30. Aunque se ha realizado algún ensayo de campo con aceites xxW-20, por el momento las recomendaciones para ahorrar combustible se han quedado en las SAE xxW-30. Por su parte, API ha desarrollado normas para este tipo de vehículos que aprobarán productos con 5W-30 y 10W-30.

 

¿Puedo utilizar una SAE distinta a la que indica el fabricante?

Hasta ahora, el uso de viscosidades distintas a las que indica el fabricante ha sido una práctica habitual. Por ejemplo, mientras en los países del norte de Europa se utilizaban aceites 5W-30 y 0W-30, más fluidos para facilitar los arranques en frío, en el sur del continente se optaba por 10W-40 y 5W-40 aludiendo que nunca se alcanzaban temperaturas tan bajas. Eso sí, se olvidaban de que el arranque, cuanto más fácil resulte, implica un menor desgaste del motor.

Otro ejemplo: si había problemas de desgaste en la zona del cilindro con pérdida de presión en el pistón, lo normal era utilizar SAE 20W-50. Si se daba un elevado consumo de lubricante con un 5W-30, se sustituía por un 5W-40, con una mayor viscosidad, que disimulaba ese desgaste y permitía una mejor compresión en la cámara de combustión, eso sí, solo cuando había un problema.

Hasta ahora, los motores permitían estos cambios debido a sus holguras. Sin embargo, es necesario tener mucha más precaución con los propulsores actuales, que son mucho más pequeños. En ellos, un aceite  5W-40 puede llegar a tener problemas para introducirse en el cojinete por su viscosidad y el mínimo tamaño de sus holguras, lo que conllevaría un desgaste rápido. Lo mismo ocurre con las zonas del pistón y la camisa, en las cuales un aceite 5W-40 puede encontrar dificultades para entrar y salir, por lo que se degradaría rápidamente, provocando desgastes y mala combustión, entre otros problemas.

Por todo ello, es necesario seguir escrupulosamente las recomendaciones del fabricante del vehículo, sobre todo en el caso de los coches nuevos. También hay que tener en cuenta que los nuevos aceites no se podrán emplear en los viejos motores con grandes holguras, ya que aumentaría considerablemente el consumo de lubricante y también podrían aparecer problemas de desgaste.

 

Recuerda…

La SAE nos indica cómo se mueve el aceite para crear la película de lubricante en las piezas del motor. Siempre debes elegirla en función del diseño del motor, siguiendo las recomendaciones del fabricante.

Las normas de restricción de emisiones hacen que los lubricantes sean cada vez más fluidos, ya que permiten ahorrar combustible, siempre que el diseño del motor permita su utilización.

API, ILSAC, ACEA, JASO y las normas de los fabricantes tienen en cuenta el ambiente en que se mueve el lubricante, por ejemplo, a elevadas temperaturas o con presencia de posibles contaminantes. Para ello, establecen ensayos donde se tienen en cuenta la SAE y las prestaciones de las bases y aditivos a la hora de proteger el motor para que su vida útil sea lo más duradera posible. Además, se controlan los posibles ahorros de carburante que el producto pueda proporcionar.

Como puedes ver, el aceite de motor que utiliza tu vehículo es fruto de una gran cantidad de controles, normas y recomendaciones que lo convierten en la mejor elección para su mantenimiento. Por eso debes emplear siempre lubricantes de calidad adaptados al diseño del propulsor.

Comparte en redes sociales:

, , ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoraciones)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*