aceite caro-barato

Consejos

Precio VS calidad en aceites de motor: elige sabiamente

6 Nov , 2018  

Comparte en redes sociales:

Los lubricantes no son caros o baratos. Son adecuados o no lo son.

¿Alguna vez te has planteado comprar uno u otro aceite de motor exclusivamente en función de su precio? Entonces este contenido te interesa mucho, porque te puede dar algunas claves para alargar la vida útil de tu vehículo.

Tal vez el titular de este artículo te ha transportado al universo Indiana Jones. Si eres fan de la saga, recordarás que, en la película La última cruzada, el caballero que custodia el Santo Grial anima al arqueólogo a elegir entre dos cálices y beber de uno de ellos para saber cuál es el que utilizó Jesucristo. Y le aconseja: “Tienes que elegir. Pero elige sabiamente. Porque si el verdadero grial da la vida, el falso grial priva de ella”.

Bien, pues algo parecido sucede con los aceites de motor y la vida útil de tu coche: que hay que elegir sabiamente. Por suerte, para saber qué producto debes escoger para tu vehículo tienes bastantes más pistas a tu alcance de las que tenía el pobre Indiana Jones a la hora de dar con el Santo Grial, que eran más bien pocas.

 

¿Homologados o al nivel?

En el mercado podrás encontrar productos que indican en sus etiquetas que han sido homologados por una serie de fabricantes de automóviles. Otros solamente indican que “están al nivel de” esos constructores. Y, cuando miras su precio, ves que hay una diferencia importante. “¿Por qué?”, te preguntarás. Muy sencillo: porque la calidad de ambos productos no es la misma.

Ya te hemos hablado en este blog del significado de “aceite homologado” (http://blog.total.es/homologaciones-2/ ) y sobre el de expresiones como “nivel de calidad”, que se utilizan en ocasiones cuando un producto no cumple con las homologaciones del constructor del vehículo. Sin embargo, no lo hemos relacionado con los precios de cada producto.

Que un aceite de motor esté homologado por un constructor de automóviles implica unos costos más altos a la hora de elaborarlo. Como el objetivo consiste en superar una serie de ensayos que realizan los expertos del fabricante, hay que poner los medios adecuados para ello.

En Total hemos participado en muchos de estos ensayos y sabemos lo que suponen:

– Conseguir una flota de vehículos, taxis normalmente, para realizar más de 100.000 kms.

– Tomar muestras de aceite en los períodos de cambio, para verificar el estado del vehículo.

– Afrontar un proceso con una duración mínima de dos años.

– Desplazar a las pruebas a técnicos en metrología del fabricante del motor, del fabricante del aceite y, en algunos casos, del fabricante de aditivos. Ellos van a desmontar el motor, tomar fotografías, realizar medidas en el taller de las piezas para ver el desgaste que se ha producido en ellas y/o las formaciones de residuos, ver si se han producido fallos de lubricación… Cada una de estas mediciones exige, además, una valoración de los resultados.

– Al mismo tiempo, se envían piezas a la central del fabricante para realizar estudios en mayor profundidad.

Una vez el dossier está completo, el constructor de vehículos otorgará la homologación correspondiente siempre y cuando se cumplan los niveles de calidad establecidos. Si no es así, el fabricante del aceite debe comenzar todo el proceso de nuevo.

Todos esos costes, que son muy elevados, los afronta el fabricante del lubricante.

 

¿Y el desarrollo del producto?

Una homologación no solo requiere superar una serie de pruebas. Antes de ello, es necesario desarrollar un producto de calidad que pueda cumplir con las normas del constructor. Un proceso que no es tan sencillo como parece.

Total dispone para ello de tres centros de investigación, de los cuales dos se encuentran en Europa y uno en Asia, en los cuales expertos ingenieros, químicos e informáticos, entre otros, preparan las formulaciones necesarias. Esto implica que se debe investigar cuáles son las bases y aditivos más adecuados, sus proporciones, sus efectos perjudiciales en ciertos casos e, incluso, desarrollar nuevas bases y aditivos para el lubricante.

Todo ello, sin perder de vista las cuestiones relativas a la seguridad, el medio ambiente y la salud, que todo fabricante debe considerar y respetar.

En resumen: desarrollar un aceite de calidad es un proceso costoso y complejo si lo que se busca es la homologación del producto. Por eso producir estos lubricantes es mucho más caro.

 

¿Merece la pena tanta inversión?

Sí y mil veces sí. El resultado de todo ese desarrollo y esas pruebas es extraordinario. Se trata de un producto hecho a medida que ofrece las mejores prestaciones para cuidar del vehículo: protección contra la corrosión, control del desgaste, minimización de la formación de depósitos, control de problemas como las inflamaciones incontroladas de combustible en la cámara de combustión de un motor de gasolina…

¿Complejo? Sí. ¿Caro? Sí. Pero con estos lubricantes homologados conseguirás la máxima protección que existe hoy en día para tu vehículo. Todo ello, con la garantía del fabricante del automóvil, ya que él reconoce a través de una carta que el producto es adecuado para el uso sobre el cual está homologado.

Los productos baratos presentes en el mercado no tienen la garantía de la homologación del constructor, es decir, no se encuentran en sus listas de productos homologados. Así que, en caso de reclamación, el asunto quedará entre el fabricante del aceite que dice que su producto está “a nivel de X”, y el consumidor que lo ha comprado.

El producto homologado es siempre más caro, pero está reconocido por el fabricante, como ocurre con las piezas de recambio de calidad. El aceite homologado por el fabricante del coche es el mejor que puedes comprar y para saberlo no necesitas beber agua de un cáliz: solo tienes que mirar si en la etiqueta pone “nivel de” o bien “homologado por”.

Comparte en redes sociales:

, , , ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*