Euro

Normativas

Euro 6d y Euro VI d: otra vuelta de tuerca al control de emisiones

14 Ene , 2020  

Comparte en redes sociales:

¿Te lías con los nombres de las normas Euro? ¿Sabes qué es una norma Euro temporal? Esto te interesa.

Las normas anticontaminación para vehículos evolucionan de tal manera que resulta difícil seguirles el ritmo. Euro 5, Euro VI, Euro 6c, Euro 6d… por si no teníamos suficiente con los números arábigos y los romanos, ahora además vienen con letras extra y versiones temporales.

Aunque todo esto te pueda parecer un poco lioso, en cuanto comprendas la lógica que hay detrás de estas denominaciones y para qué sirven las normas temporales, estarás preparado para entender lo que venga en el futuro. Así que te lo vamos a explicar.

Euro 6 y Euro VI

Para comenzar, lo primero que debes tener en cuenta es que las normas Euro se dividen en dos grandes secciones: una para vehículos pesados, que designa con los números romanos (Euro VI en la actualidad); y otra para vehículos ligeros, en la que se emplean números arábigos (Euro 6).

Los números van cambiando a medida que la Unión Europea hace evolucionar estas normas, cuyo objetivo consiste en controlar las emisiones de los vehículos producidas por la combustión.

¿Y cuáles son las emisiones que controlan las normas Euro? Básicamente, las de monóxido de carbono, hidrocarburos inquemados y las partículas que se producen al quemar el combustible. También regulan los óxidos de nitrógeno (NOx), que se producen por la presencia de este elemento en el aire: se oxida a altas temperaturas, al reaccionar con el oxígeno, y es entonces cuando se producen los NOx.

Elementos de control de emisiones

Todos estos compuestos tienen algo en común: son peligrosos para tu salud. Por eso los fabricantes de coches han ido añadiendo elementos que reducen o eliminan esas emisiones, a medida que las normas se iban endureciendo. Esos componentes suelen equiparse en el sistema de escape de gases.

Seguro que te suena la válvula EGR. Es uno de los primeros elementos de control de emisiones que se introdujeron. Se encarga de reintroducir parte de los gases de escape en la cámara de combustión. También nos encontramos con otros ejemplos como los catalizadores, tanto el de diésel como el de tres vías para los coches de gasolina.

Más adelante empezamos a oír hablar del DPF o FAP, que es el filtro de partículas diésel, ese que había que regenerar de vez en cuando dando un paseo por carretera. Más actual es el filtro de partículas para coches de gasolina, conocido como GPF. Y también se han popularizado los sistemas de tratamiento de óxidos de nitrógeno en vehículos diésel, como la trampa de óxidos de nitrógeno o el más conocido SCR, este último asociado al Adblue.

Estos son los elementos de control de emisiones más evidentes, aunque también se han dado numerosos avances no tan conocidos para adaptar los vehículos a las normas Euro. Por ejemplo, hoy se dan mayores presiones de inyección de combustible y se emplean sistemas de inyección multipunto.

Entonces, ¿a qué viene la letra de Euro 6d?

Todo esto nos sirve para explicar cómo las normas Euro no son estáticas, sino que evolucionan, y que los fabricantes de coches deben hacer lo propio con sus vehículos. Para poder seguir el paso a las exigencias en control de emisiones y adaptarse a nuevos tests más exigentes, necesitan cierto tiempo. Así es como surgieron las normas Euro temporales.

Efectivamente, en los últimos tiempos hemos visto que, tras el número de la norma Euro 6, iba una letra. Esas letras son las que indican que la norma es temporal. Con cada letra se añadían a la norma nuevos requisitos, que aumentaban las exigencias sobre el control de las emisiones y daban tiempo a los fabricantes a adaptarse a los nuevos tests.

¿Y qué tienen de especial esos nuevos tests? Pues que tratan de conseguir que las emisiones que se controlan en laboratorio y las reales, que son las que se producen al conducir, sean iguales. Es decir: cada norma temporal de Euro 6 trata de reducir la diferencia entre la realidad y el laboratorio un poco más. Es una pequeña vuelta de tuerca que ayuda a los fabricantes de vehículos a prepararse para los nuevos controles paulatinamente, en lugar de hacerlo de golpe. Esa es la principal diferencia con las normas Euro anteriores.

En próximos contenidos te hablaremos de la prueba RDE (Real Driving Emissiones) y de la norma Euro VId para vehículos pesados. ¡No te los pierdas!

Comparte en redes sociales:

, ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

One Response
  1. CHEMA dice:

    ACLARADOR ARTÍCULO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies