Taller

Cómo mantener tu moto en forma y qué productos utilizar (2)

12 Nov , 2019  

Comparte en redes sociales:

Mantener tu moto en plena forma es cuestión de detalles. Aquí tienes alguno que te ayudará.

Lo bueno de las motos es que son muy agradecidas. Su mantenimiento básico es muy sencillo y forma parte de la cultura de las dos ruedas. Hay muchos productos que te pueden ayudar a mantenerla en forma y, por qué no, a girar cabezas a su paso.

Ya te contamos en un contenido anterior que cuidar de tu moto es cuestión de detalles. Junto a la lubricación que requiere el motor para funcionar correctamente, hay componentes como los frenos o la cadena que también necesitan cuidados específicos. En esta ocasión te vamos a hablar también de las horquillas y de las piezas visibles, que no debes olvidar al mantener tu vehículo.

 

Horquillas, claves para circular con comodidad

El caso de las horquillas de la moto es bastante curioso. Resulta que hay productos específicos para su mantenimiento, los aceites de horquillas, que se dedican más a amortiguar que a lubricar. Enseguida verás por qué.

Las horquillas de una motocicleta constan básicamente de dos componentes: los resortes y la horquilla propiamente dicha. Los primeros se encargan de proporcionar compresión y rebote cada vez que la moto pasa por encima de un bache. El aceite de la horquilla se encarga así de facilitar suavidad al conducir. Para lograrlo, utiliza la compresión y la amortiguación.

Estas funciones significan que la viscosidad y la cantidad de aceite son los que determinan esos efectos de compresión y rebote. Esto quiere decir que es el aceite el que determina la velocidad con la que se oprime la horquilla al golpear un obstáculo y también la rapidez con la que rebota.

En el caso del aceite de la horquilla, su función principal es la amortiguación, no la lubricación. Aunque es verdad que lubrica algunos componentes móviles internos, esta sería su misión secundaria.

Por todas estas razones, el grado del aceite de la horquilla se determina por requisitos de amortiguación y no por los de lubricación. Se debe sustituir periódicamente porque, al igual que en el caso del aceite de motor, se degrada con el tiempo. Además, se contamina con suciedad, partículas metálicas y humedad.

En cuanto al intervalo de cambio en que debes cambiar el aceite de la horquilla, dependerá del uso que hagas de tu moto y de lo que recomiende el fabricante. Eso sí, debes sustituirlo al menos una vez al año. Esto se debe a que, si mantienes correctamente este elemento, obtendrás una conducción suave. Por el contrario, si no lo cuidas correctamente, tus viajes se convertirán en un infierno y además perderás seguridad.

 

Tratamiento de belleza

Parte del encanto de conducir una moto es exhibirla. Mostrar al mundo la belleza de tu máquina es un placer que también debes fomentar a base de cuidados. No solo se trata de que funcione bien, además debe tener una apariencia atractiva.

Para ello, puedes utilizar varios productos. Uno de ellos es el multilubricante, que te ayudará a proteger los elementos metálicos de la oxidación, la grasa y la suciedad. Además, contribuirá a repeler el agua para que la moto esté siempre limpia y protegida de las inclemencias del tiempo.

También las piezas mecánicas se deben mantener limpias. Para esto, es ideal utilizar un desengrasante, sobre todo en el caso de los componentes de metal, cuero o plástico que se pueden ensuciar y engrasar durante la marcha. Lo que ocurre con estos productos es que pueden ser muy agresivos para ciertos plásticos, por eso debes elegir aquellos que te permitan limpiar discos de frenos, bujías, llantas, cadenas e incluso el carenado de la moto, sin que corra peligro la integridad de la superficie.

¿Quieres un toque perfecto que deje tu moto deslumbrante? Un spray de silicona te ayudará a mantener lejos el agua y la suciedad. Al tiempo, proporcionará una capa transparente de brillo que provocará que más de uno se tenga que poner las gafas de sol a tu paso.

Merece la pena que cuides tu moto y que lo hagas con productos de calidad, adecuados a sus características. Si desarrollas este hábito, prolongarás su vida útil y disfrutarás mucho más de su compañía.

Comparte en redes sociales:

,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies