mantenimiento

Mantenimiento de tu vehículo del aceite a los filtros, aunque apenas lo uses

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 2,20 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Los automóviles requieren cierto mantenimiento incluso si apenas se mueven.

Es posible que, en el último año, se haya reducido el número de kilómetros que recorres con tu vehículo. Muchos ciudadanos han visto limitada su movilidad a causa de las restricciones por la pandemia. Sin embargo, eso no quiere decir que deban dejar de lado los cuidados de su vehículo.

Distancia, sí, pero también tiempo

Todos los automóviles, independientemente de su uso, requieren un pequeño mantenimiento. Es decir: la necesidad de sustituir ciertos fluidos o consumibles no se congela en el tiempo. Por eso, no debes perder de vista elementos como el aceite motor, el líquido de frenos, el líquido refrigerante, los filtros o las pastillas de freno, aunque apenas cojas el coche. Cada cierto tiempo deberás revisarlos y ponerlos a punto igualmente.

La razón es que los fluidos y componentes de tu vehículo no solo se degradan o desgastan con el paso de los kilómetros: el tiempo también les afecta. Por eso, las revisiones e intervenciones que se detallan en el manual de mantenimiento de un automóvil suelen indicarse tanto en kilómetros como en tiempo. Por ejemplo, cada 10.000 km o un año.

Así que, aunque no llegues a recorrer los kilómetros indicados en el manual para la siguiente intervención, es conveniente que la realices igualmente.

En este sentido, los manuales de mantenimiento suelen ser bastante precisos y detallados en cuanto al aceite de motor, tanto en lo referente a los productos que debes utilizar como sobre los intervalos de cambio, tanto en kilómetros como en tiempo. Lo que ocurre es que no suelen ser tan precisos respecto al resto de fluidos y consumibles del vehículo.

A continuación podrás ver una lista con los principales elementos que debes tener en cuenta para mantener tu vehículo, así como sus intervalos aproximados de sustitución. Tanto en tiempo como en kilómetros.

El aceite de motor

En los automóviles actuales, se recomienda realizar un cambio de aceite cada año o 20.000 km, lo que antes ocurra. Se trata de una regla general, aunque tiene algunas excepciones. En el caso de modelos más veteranos, se recomienda reducir el kilometraje a la mitad (10.000 km).

En cuanto a los niveles, es recomendable revisar el nivel de aceite cada 1.000 km o antes de realizar un viaje largo.

Líquido refrigerante

Por norma general, se recomienda sustituir el líquido refrigerante cada 40.000 kilómetros o cada dos años. De esta manera, te asegurarás de que se encuentra en perfectas condiciones y mantiene íntegras sus propiedades.

Ten en cuenta que existen diferentes tipos de fluidos refrigerantes y que, según sus propiedades, será preciso sustituir este fluido antes o después. Por ejemplo, en el caso de los líquidos refrigerantes de tipo orgánico, el cambio se puede alargar por encima de 80.000 kilómetros o cinco años.

No obstante, conviene revisarlo como máximo cada 20.000 km o un año para verificar que su nivel es correcto o que no está sucio o contaminado.

Filtros: aceite y mucho más

Seguro que te suena el filtro del aceite, porque es el que se suele sustituir con cada cambio de lubricante. Sin embargo, no es el único que equipa tu vehículo, ni mucho menos. Aquí tienes una lista con los filtros que debes tener en cuenta para mantener tu coche.

Filtro de aceite: es recomendable sustituir el filtro de aceite cada vez que se cambie el propio aceite del motor.

Filtro de aire motor: ¿sabías que todos los vehículos montan un filtro de aire en la aspiración del motor? Su función consiste en eliminar el polvo y las impurezas que trae consigo el aire que entra a los cilindros. Es recomendable sustituirlo por lo menos una vez al año, aunque suele durar más tiempo, en función de lo polvorienta que sea la zona en la que circulemos habitualmente.

Filtro de combustible: lo normal es que se sustituya cada cuatro años o 60.000 km. Es un elemento muy importante, especialmente en los motores modernos de inyección directa (tanto gasolina como diésel), ya que se encarga de evitar averías en la bomba de alta presión y los inyectores.

Filtro de aire del habitáculo: su objetivo consiste en limpiar el aire que entra en el interior del habitáculo y que respiran los pasajeros. Se trata de filtros que suelen estar cargados electrostáticamente para atrapar con mayor efectividad partículas de polvo y polen, entre otros contaminantes y alergenos. Por esta razón, se suelen ensuciar rápidamente, sobre todo si sueles circular en ciudad. Se recomienda sustituirlos una vez al año para evitar la proliferación de ácaros y las reacciones alérgicas.

Filtro del fluido de la transmisión automática: ¿tu vehículo tiene transmisión automática? Pues lo más probable es que también tenga un filtro en este sistema. Concretamente, se encarga de mantener el fluido de la transmisión libre de metales de desgastes e impurezas.

Este elemento filtrante es fundamental, ya que el fluido de la transmisión funciona también como fluido hidráulico que se encarga del correcto funcionamiento de este sistema. Se aconseja sustituir ambos a la vez, aproximadamente cada 60.000 km o cada cuatro años.

También existen otros sistemas que requiere mantenimiento periódico, como es el caso de los frenos, sobre los que hablaremos en un próximo artículo.

Es fundamental que revises siempre el manual de mantenimiento de tu vehículo. Allí encontrarás el plan de mantenimiento específico para el modelo, la periodicidad de las revisiones, los puntos que tienes que revisar y cada cuánto deberás hacerlo. También es fundamental que utilices siempre productos que cumplan con las especificaciones y estándares de calidad adecuados.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 2,20 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

1 comentario en “Mantenimiento de tu vehículo del aceite a los filtros, aunque apenas lo uses”

  1. Gracias por el artículo amigos, siempre es bueno aprender algo que no sabíamos sobre transmisiones.. entretenido y con información actual e interesante. En nuestra web sobre transmisión automática llevamos un tiempo creando contenidos de interés para el Mundo Motor, somos un grupo de amigos que llevamos adelante nuestra humilde web tratando en detalle todo el universo de las cajas y transmisiones automáticas.
    Saludos! y mucha suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies