Mercedes

Mercedes-Benz, normativas de refrigerantes (II)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

La exigencia de los fabricantes de coches respecto a los productos que utilizan sus modelos es cada vez mayor, tal y como te hemos comentado con anterioridad. El caso de Mercedes-Benz no es una excepción, por eso cuenta con sus propias normas para los refrigerantes, de las que te comenzamos a hablar en un artículo anterior.

Aditivos, productos mezclados, híbridos… Total te cuenta todo sobre estos productos.

Los aditivos forman parte importante de estos fluidos, por eso conviene conocerlos, así como su influencia en cada norma de las estipuladas por Mercedes-Benz.

Una X en la norma

Las normas de Mercedes-Benz para refrigerantes cuentan con una X en su nomenclatura. Esa letra tiene que ver con el tipo de aditivos anticorrosivos que se emplean, así como con los productos anticorrosivos que prohíbe la norma. Esto es así porque existen dos tipos: los orgánicos y los inorgánicos.

En concreto, los aditivos anticorrosivos orgánicos presentan la ventaja de que duran mucho más que los inorgánicos, porque se consumen mucho más lentamente. Por su parte, los inorgánicos reaccionan directamente con el metal de las paredes, lo que provoca que disminuya su concentración rápidamente, en comparación con los orgánicos. Actualmente, el uso de la tecnología de aditivos anticorrosivos orgánicos permite alargar los tiempos o los kilometrajes entre cambios.

También nos podemos encontrar productos híbridos, es decir, que utilizan mezclas de los dos tipos de tecnologías.

En la tabla siguiente podemos ver la tecnología de aditivos utilizada en cada norma:

Norma producto listo para usarNorma producto que debe ser premezclado con aguaAditivos anticorrosivosNo se pueden utilizar aditivos anticorrosivos que contengan
inorgánicosorgánicos
326.0325.0Silicato, BoratoXNitrito, amina, fosfato
326.3325.3XNitrito, amina, fosfato, borato, silicato
326.5325.5SilicatoXNitrito, amina, fosfato, borato, ácido 2-etilhexanoico
326.6325.6SilicatoXNitrito, amina, fosfato, borato, ácido 2-etilhexanoico
326.7325.7XNitrito, amina, borato, silicato

Las normas 326.7 y 325.7 han sido creadas hace muy poco tiempo, por lo que todavía no existen productos aprobados en las listas de Mercedes-Benz, a excepción de su propio producto y la del fabricante de este. Se trata de un refrigerante para coches y furgonetas, no para vehículos pesados.

Un agua muy especial

Las normas de Mercedes-Benz también incluyen indicaciones sobre cómo debe ser el agua para premezclar con los productos concentrados, es decir, los que cumplen la norma 325.x.

Así, el agua utilizada en estos casos debe reunir una serie de condiciones para asegurar el correcto funcionamiento del sistema: dureza, presencia de cloro, sulfatos, pH…

Son muchos requisitos. Por eso, para facilitar a los conductores el mantenimiento del vehículo, normalmente se recomienda el uso de productos que no deban ser diluidos en agua. También aquellos que requieran simplemente agua destilada o desionizada para preparar el refrigerante. Las sales cálcicas, u otras que contenga el agua, podrían dar lugar a corrosiones o a la formación de depósitos en el sistema de circulación del refrigerante.

¿Refrigerante de por vida?

En el caso de los coches y furgonetas, Mercedes-Benz pide que se utilicen productos que cumplan las normas 325.6 o 325.7, o bien sus diluciones al 50%, que se corresponden con las normas 326.6 y 326.7. Normalmente se indican cambios a los 15 años o a los 250.000 km, lo que suceda primero.

Esto quiere decir que el producto es casi de por vida en la mayoría de los usuarios. Eso sí, estos siempre deben revisar el nivel y añadir producto de la misma norma de manera obligatoria, a una dilución del 50% cuando sea necesario. Esto se debe a que los sistemas de refrigeración siempre tienen fugas, por eso es muy recomendable revisar el nivel.

En el caso de las furgonetas CITAN, algunos modelos de los Smart y en la X-CLASS equipados con el motor OM 699.77, esa recomendación baja a seis años y el kilometraje puede ser de 160.000 o 60.000 km, según el modelo.

En el caso de vehículos pesados, la recomendación de producto va en función del motor que empleen, ya que los materiales han ido evolucionando. La recomendación en función del motor la podemos encontrar en la siguiente tabla:

Motor/norma325 o 326325 o 326325 o 326
.0.3.5
OM 300XXx
OM 400XXx
OM 904 a 926x
OM 934 a 936XXx
OM 457 a 460XXx
OM 500x
OM 470 a 473  x

El refrigerante es uno de los fluidos esenciales para el mantenimiento de un vehículo. Por eso nunca debes olvidar comprobar su nivel y cambiarlo cuando corresponda. Si sigues este consejo y utilizas el producto adecuado, evitarás sobrecalentamientos y sus averías correspondientes.   

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies