Postes

Postes de recarga para vehículos eléctricos, ¿son todos iguales?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Postes de recarga para vehículos eléctricos. ¿Sabías que las baterías de estos automóviles se recargan con corriente continua? Te lo explicamos. 

Son los más populares de la clase y parece que cada vez lo serán más. Los coches con enchufe, es decir, los eléctricos e híbridos enchufables, son la respuesta a las normas de emisiones de la Unión Europea que, como sabes, son cada vez más exigentes. Y no solo en cuanto a las emisiones de CO2 que puede emitir un vehículo, sino también en lo referente a otros contaminantes como hidrocarburos inquemados, óxidos de nitrógeno, partículas inquemadas y monóxido de carbono. 

Con unos límites cada vez más bajos, lo suyo es sustituir el motor de combustión por uno eléctrico, o bien que un propulsor que se mueva con electricidad haga parte del trabajo junto al de combustible, que es lo que ocurre con los coches híbridos. Así conseguiremos rebajar de manera drástica todas esas emisiones, que al fin y al cabo se producen al quemar gasolina o gasóleo. 

Todo esto lo tenemos claro. Ya solo nos queda conseguir la electricidad necesaria para que se mueva el coche. ¿Dónde lo podemos hacer?  

Una solución para conseguirla es la pila de combustible. Lo que ocurre es que, de momento, su desarrollo es lento y no podemos contar con ella de forma generalizada. Así que no nos queda más remedio que buscar un enchufe.  

Los puntos de recarga 

Cada vez hay más puntos de recarga para los vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Los constructores de automóviles promueven su instalación en concesionarios y talleres oficiales con el apoyo de los gobiernos de toda Europa. También muchas grandes superficies y otras empresas los instalan en sus aparcamientos. Por supuesto, las compañías eléctricas también apoyan esta solución. 

En cuanto a los postes que se instalan, no son todos iguales. En concreto, existen dos tipos distintos: los de corriente alterna y los de corriente continua

La cuestión es que la batería del vehículo se carga siempre con corriente continua, por lo que, si el poste es de corriente alterna, no tendremos más remedio que transformarla en continua. Una conversión de la que se encarga el inversor que equipa el propio automóvil. Eso sí, en el caso de los postes de corriente continua, que incorporan su propio inversor, esta pasa directamente a la batería del vehículo, por lo que la carga es mucho más rápida. 

¿Por qué hay que transformar la corriente? 

La principal diferencia entre corriente continua y alterna es que la primera proporciona siempre una intensidad y tensión idénticas. Mientras, la segunda alterna el sentido de la corriente de manera cíclica. Todos los equipos electrónicos funcionan con corriente continua, mientras que la electricidad que llega a nuestras casas es alterna. 

Como ya te habrás imaginado, el aparato encargado de convertir la corriente alterna en continua se suele denominar inversor y lo llevan todos los coches, además de algunos postes de recarga. 

En cuanto a su generación, la corriente continua es la producida por pilas, dinamos y baterías, donde la electricidad pasa de un polo a otro. Mientras, la alterna se produce en centrales eléctricas y puede trasladarse de manera eficiente a grandes distancias hasta llegar a los enchufes de nuestros hogares. Se utiliza en funciones como la calefacción, los motores eléctricos o la iluminación. 

En el caso del coche, vamos a almacenar energía eléctrica en baterías para, posteriormente, utilizarla en el motor eléctrico o en otros sistemas del vehículo. Esta es la razón por la que necesitamos que la corriente sea continua, no alterna. 

¿Qué tipos de postes hay? 

Si atendemos al tipo de corriente que suministran, podemos diferenciar entre dos tipos de postes: 

– Poste de recarga que suministra AC (corriente alterna): en este caso, la corriente de carga, que es de tipo alterno, se suministra desde el poste de recarga al vehículo. Allí, el inversor pasa a la batería corriente continua que se almacenará en la batería. 

Las ventajas de este tipo de postes son que se trata de dispositivos baratos, que permiten incluso conectar el vehículo a la red eléctrica general. De hecho, son los más habituales y utilizados. 

– Poste de recarga que suministra DC (corriente continua): en ellos, la corriente alterna de la red se transforma directamente en el poste de carga a corriente continua, que se suministra directamente a la batería del vehículo.  

En este caso, son mucho más rápidos en realizar el proceso de recarga, pero también bastante más caros. Son los que se suelen utilizar en electrolineras para realizar cargas ultrarrápidas, de esas que se completan prácticamente en una pausa durante un viaje para estirar las piernas y tomar un café. 

Precisamente de la duración de las recargas de los vehículos te hablaremos en un próximo post. Incluso te diremos cómo calcularla. Así que ya sabes: permanece atento a nuestro blog si lo quieres saber todo sobre este apartado tan importante de la movilidad eléctrica. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies