servicio

Servicio y clima: claves para elegir aceite de motor (I)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, promedio: 2,77 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

El uso o servicio que hagas del vehículo influye notablemente en esta decisión.

Puede parecer sencillo, pero elegir el aceite de motor más adecuado para tu coche no es una tarea fácil. De hecho, se complica cada vez más. Es algo que habrás comprobado por ti mismo si has intentado comprar alguna vez lubricante para tu vehículo: te habrás dado cuenta de la gran cantidad de productos que existen.

Si hoy vas a elegir un lubricante de motor para tu vehículo, te encontrarás cada vez más gamas de productos, más grados SAE distintos, más especificaciones internacionales y un mayor número de homologaciones de fabricantes. También verás en los envases términos como sintético, semisintético, mineral, Fuel Economy, Low SAPS, Long Drain, etc.

Vamos, que elegir aceite de motor puede ser un auténtico lío si no sabes por dónde empezar a buscar.

Entonces, ¿cómo puedo elegir el lubricante más adecuado para mi motor?

Hay un truco infalible y sencillísimo para dar con el aceite más apropiado para el motor de tu coche: mira en la guantera y extrae el libro de mantenimiento del vehículo. En ese manual encontrarás exactamente las recomendaciones para el modelo y la motorización concretas de tu automóvil. Es decir, podrás ver los grados SAE recomendados, normativas internacionales exigidas o incluso si el motor demanda una homologación específica del fabricante.

También podrás encontrar otra información importante, como el volumen de aceite en el cárter, cómo revisar los niveles de los fluidos de vehículo y también los intervalos de cambio de aceite recomendados que, como veremos a continuación, pueden depender del tipo de servicio del vehículo.

¿Cómo puede influir el tipo de servicio en la elección de lubricante?

A la hora de elegir el lubricante más adecuado entre las diferentes opciones existentes para tu vehículo, deberías tener siempre en mente dos criterios básicos: el tipo de servicio del vehículo y, en un segundo término, el clima o rango de temperaturas de nuestro entorno o de los lugares por donde solemos circular.

En cuanto al tipo de servicio del vehículo -que no es más que el uso habitual que haces de él-, no suele afectar directamente a la calidad del lubricante que se debe emplear, concretamente a las especificaciones y/o homologaciones exigidas. Sin embargo, sí puede afectar (y mucho) a los intervalos de cambio de aceite, en función sobre todo del tipo de producto recomendado (sintético, semisintético o mineral).

¿Y cómo sé qué tipo de servicio realiza mi coche?

Fácil: se puede dividir a la mayoría de los conductores en dos categorías principales, en las que seguro que te reconoces.

La primera categoría se corresponde con conductores que realizan recorridos fundamentalmente urbanos. Y la segunda, con aquellos que mayoritariamente circulan por carretera y/o autopista.

Lo que ocurre es que la conducción diaria urbana es una prueba dura y exigente para un motor. Todas esas paradas y arranques continuos van a poner a prueba el propulsor y, por tanto, al lubricante.

Esto supone que, si conduces principalmente en ciudad o realizas trayectos más o menos cortos o con frecuentes arranques y paradas, el motor funcionará gran parte del tiempo sin alcanzar la temperatura óptima de funcionamiento. Esos repetidos ciclos de calentamiento y enfriamiento harán sufrir al motor, al tiempo que someterán a un mayor estrés al lubricante. Esto suele traducirse, según el fabricante y la motorización, en una reducción en los intervalos de cambio de aceite.

En general, para lubricar motores con este tipo de servicio tan exigente, lo más recomendable es la utilización de lubricantes sintéticos que satisfagan las exigencias del fabricante, así como adaptar los intervalos de cambio según las recomendaciones del manual.

Los lubricantes sintéticos, gracias a su mayor resistencia a la degradación, mejores propiedades de lubricación a diferentes temperaturas y gran capacidad de limpieza, mejorarán sensiblemente el funcionamiento del motor en estas condiciones, minimizando el desgaste, evitando la formación de residuos y lodos y en definitiva, maximizando su rendimiento y su vida útil.

Servicio normal y servicio severo

Es probable que hayas visto alguna vez en un manual de mantenimiento las expresiones “servicio normal” y “servicio severo”. De hecho, algunos fabricantes distinguen esos dos programas de mantenimiento o servicio.

En este sentido, los programas de mantenimiento de “servicio severo” recomiendan que el cambio de aceite y el filtro se realice con más frecuencia, ya sea con menos kilómetros o en menos tiempo que en los programas de “servicio normal”.

En cuanto a las características que definen un servicio como “severo”, no hay una definición clara y única por parte de los fabricantes. Sin embargo, sí que hay una serie de claves que nos ayudan a reconocer a los vehículos con este tipo de servicio:

• Utilización fundamentalmente en trayectos cortos.

• Funcionamiento habitual a temperaturas extremas (muy bajas o muy altas temperaturas).

• Servicio con frecuentes arranques y paradas.

• Periodos prolongados de funcionamiento a baja velocidad o carga (por ejemplo, al ralentí).

• Circulación habitual en ambientes contaminados o pulverulentos (polvo, barro, etc.)

• Habitualmente transporta cargas muy pesadas o lleva portaequipajes o remolques.

Si reconoces a tu vehículo en esta distinción, ya sabes: debes fijarte en el apartado de servicio severo del manual de mantenimiento.

En un próximo artículo te hablaremos del otro factor que no debes perder de vista al elegir lubricante para tu vehículo: la temperatura del entorno. Recuerda que siempre es importante que busques productos de calidad contrastada y que sean adecuados para el motor de tu coche. Es lo mejor que puedes hacer para mantenerlo en perfecto estado.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (22 votos, promedio: 2,77 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies