Híbridos

Nivel Experto

Híbridos, el último paso hacia la conducción 100% eléctrica

26 Nov , 2019  

Comparte en redes sociales:

¿Sabes qué clases de coches híbridos existen? ¿Y las diferencias entre ellos? Sal de dudas con nosotros.

Quien no haya oído hablar a estas alturas de los vehículos híbridos, que levante la mano. Como no creemos que hayas vivido en Marte los últimos años, vamos a dar por hecho que los conoces, aunque sea de oídas. Lo que tal vez no tengas tan claro es qué tipos de coches híbridos existen y cuáles son las diferencias entre ellos. En eso sí que te vamos a ayudar.

Por qué coches híbridos

Lo primero que vamos a explicar es a qué han venido los coches híbridos. La respuesta es muy sencilla: a ayudar a los constructores de automóviles a ofrecer modelos con bajas emisiones y consumos. De hecho, hay dos maneras de conseguir este doble objetivo: a través de una mejora de la combustión, difícil y costosa, o mediante la hibridación.

En realidad, la hibridación supone un paso intermedio hacia la electrificación total del vehículo. El proceso incluye motores de combustión -de gasolina, diésel o de gas- y eléctricos. Se basa simplemente en sustituir de manera progresiva el motor de combustión por otro eléctrico que cada vez genera mayor potencia, hasta llegar a eliminar por completo a su homólogo de combustible.

Detrás de este proceso no hay más que la necesidad de cumplir con las normativas de emisiones, que implican un descenso de consumo de combustible. Dichas normas regulan las emisiones de dióxido de carbono (CO2), de efecto invernadero, y también las perjudiciales para la salud. Un ejemplo de ello son las famosas normas EURO, que controlan las emisiones de hidrocarburos, óxidos de nitrógeno, partículas y monóxido de carbono. La mejora de la combustión, junto a la hibridación, permite cumplir con los límites impuestos por las normas.

La cuestión de las baterías

El problema básico con los motores eléctricos consiste en conseguir la energía necesaria. Por eso las baterías se han convertido en un elemento esencial del proceso de hibridación, ya que son capaces de almacenar electricidad para alimentar el propulsor.

Cargar esas baterías tiene su miga. En el caso de los híbridos no enchufables, la carga se debe realizar cuando el motor de combustión está en funcionamiento, aunque es bastante limitada, ya que únicamente permite recorrer distancias muy cortas en modo eléctrico. En el de los enchufables, que se pueden conectar a la red y tienen más autonomía eléctrica, nos encontramos con el problema del tiempo necesario para la carga: si se alarga, es un problema para el propietario, pero cuanto más veloz sea el proceso, más calor se generará, por lo que resultará necesario refrigerar las baterías.

La cuestión es que, a mayor nivel de hibridación, se necesitará un mayor número de baterías. Así, son los eléctricos enchufables los que más necesitan, siempre en relación con el kilometraje que se podría recorrer con la carga que tenga la batería.

Por todo esto, la solución ideal sería la de una tecnología que, por el momento, apenas está popularizada: el coche eléctrico de pila de combustible. Equipa un depósito de hidrógeno y una pila que permite obtener la energía eléctrica necesaria para conducir el vehículo. Si sobra alguna, se podrá almacenar en baterías para emplearla cuando sea necesario.

Tipos de híbridos

Volvamos a los vehículos híbridos: en el mercado existen distintas soluciones de hibridación que responden a distintos tipos de necesidades. Varían en función de la potencia de los motores de combustión y eléctrico:

– Micro hibridación: es el famoso sistema Start&Stop, que permite reducir cerca de un 5% el consumo de combustible. Aprovecha la fuerza que se genera en las frenadas para almacenarla como energía eléctrica en las baterías.

Es un sistema muy generalizado. En él, las baterías no ayudan al motor, pero proporcionan energía eléctrica a diversos elementos del vehículo, por lo que ayudan a la disminuir del consumo de carburante. Las baterías son de 12 a 48 voltios

– Mild hybrid o hibridación suave: además del sistema Start&Stop, utilizan una batería de medio voltaje (unos 48 voltios) que, sumada a la potencia del motor, nos permite abastecer a los elementos que consumen electricidad dentro del vehículo y apoyar al propulsor de combustión.

– Full Hybrid: en este sistema, la batería secundaria ayuda a conseguir un ahorro de consumo de combustible del 20 al 30%. La diferencia con el Mild hybrid es que puede utilizar la batería para mover directamente el vehículo sin apoyo del motor de combustión. Eso sí, el recorrido posible es corto, por lo que el motor de combustión resulta necesario en largos recorridos.

– Plug-in hybrid o híbrido enchufable: en este caso, la propulsión principal la proporciona la batería, mientras que el motor de combustión pasa a ejercer un papel secundario. Proporciona un ahorro de combustible del 50%. En esta categoría entran los vehículos híbridos enchufables (PHEV) y los de largo recorrido (EREV). Estos últimos permiten una mayor carga en las baterías, por lo que su autonomía eléctrica puede llegar a los 300 o los 400 kilómetros.

Cuanto mayor es la hibridación del vehículo, mayor es el peso de las baterías necesarias, así como el coste del automóvil. Esto se debe en parte a que las baterías no son baratas, pese a que la bajada de precio por kilo ha sido muy importante en los últimos tiempos.

Precisamente es el precio el que provoca que, por ahora, el volumen de ventas sea bajo. Sin embargo, los avances en la investigación de baterías harán posible que el coste se iguale al de los vehículos con motor de combustión con el tiempo. Eso sí, la investigación sobre estos propulsores térmicos también avanza y ya se están desarrollando tecnologías que hacen que la bajada de consumo sea importante sin necesidad de recurrir a la hibridación.

Comparte en redes sociales:

, ,

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog (http://totalblog.es/normas-de-participacion-blog-total/ )

*

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies