Volvo

Volvo VDS-5, la norma para motores Euro VI Step D (2)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Esta novedad permite mantener consumo y emisiones a raya en los motores de Volvo Euro VI Step D del fabricante.

¿Recuerdas cuando te hablábamos de la norma sobre lubricantes que Volvo aplica a sus motores Euro VI Step D? Sí, la Volvo VDS-5, que responde a los requisitos específicos de este tipo de propulsores, los cuales tienen como misión reducir aún más sus emisiones contaminantes.

En concreto, te explicábamos algunos conceptos sobre las normas estadounidenses API CK-4 y API FA-4, que surgieron para dar cobertura a los requisitos de los nuevos motores Euro VI Step D y que están en el origen de la Volvo VDS-5.

Precisamente una de las maneras que existen de disminuir el nivel de emisiones contaminantes de un vehículo pasa por reducir también el consumo de combustible. Por este motivo surgió la norma API FA-4, que cumple los mismos ensayos que la API CK-4, pero registra un mayor ahorro de carburante, como podrás ver en la siguiente gráfica.

Esto se debe, principalmente, a que la API FA-4 registra menores HTHS, algo que proporciona una mayor eficiencia en el consumo respecto a la CK-4.

En realidad, estamos hablando de un HTHS mínimo en el caso de los productos que cumplen con la norma CK-4 -tan solo 3,5 cps a 150ºC-. Sin embargo, en el caso de los FA-4 el nivel, a la misma temperatura, es aún menor, de entre 2.9 y 3.2 cps. También existen diferencias a bajas temperaturas (CCS o MRV). Todo eso tiene que ver directamente con el ahorro de combustible.

¿Qué quiere decir todo esto? En resumidas cuentas, que pasar de una API CJ-4 15W-40 a un CK-4 10W-30 supone un ahorro de combustible de entre 0,3 a 0,9 litros cada 100 km, en función del tipo de trabajo del vehículo. Concretamente, el paso del CK-4 a un FA-4 10W-30 ofrece un ahorro extra de 0,25 a 0,43 litros cada 100 km.

¿Cómo aseguramos la continuidad?

La aprobación de estas normas no significa que el mercado de lubricantes se interrumpa bruscamente. Al contrario: la API CK-4 permite la continuidad, ya que mejora las normas anteriores y los productos que se homologuen con la API CK-4 serán compatibles con ellas (API CJ-4).

Mientras, la API FA-4 no es compatible con normas anteriores y no puede utilizarse en motores para los cuales el fabricante exija la norma API CK-4.

La norma Volvo VDS-5

¿Qué tienen que ver todas esas normas API con la que ha aprobado Volvo para sus motores más modernos? Pues que cada constructor de vehículos ha desarrollado, a partir de esas normas, la suya propia. En el caso de Volvo, se trata de la nueva Volvo VDS-5, que va dirigida especialmente a las flotas de transporte porque proporciona como mínimo un 0,5% de ahorro más que la norma API CK-4. De hecho, el ahorro de carburante es crucial en la gestión de flotas para aumentar su rentabilidad.

Las diferencias que existen entre las normas API que hemos comentado y la Volvo VDS-5 tienen que ver con la severización de los límites de los ensayos que aplica API. Además, la propia marca aplica otros tests propios que son extremadamente severos, junto a ensayos de campo en circuitos y flotas que han dado resultados excelentes.

En 2019, esta norma Volvo VDS-5 fue aplicada para su uso en los motores 13 L Euro VI Step D, así como los de 11 y 13 L US FGHG2 en sus primeros llenados.

Solo para modernos

En concreto, Volvo indica que este tipo de productos no se puede usar en otros motores, solamente en aquellos en los que está permitido. De hecho, esta nueva norma no está indicada en motores más antiguos o en actuales en los que no se indique se pueda utilizar.

La Volvo VDS-5 ha supuesto grandes avances para responder a los requisitos de los nuevos motores de la marca:

– Mayor fluidez en frío: esto asegura arranques más rápidos y menores desgastes, ya que la llegada del lubricante a la zona de alta del motor es más rápida.

– Menor formación de lodos, desgaste y hollín: esto supone un mayor control del desgaste en la zona de las válvulas.

– Mayor estabilidad del aceite a altas temperaturas: se mantiene la viscosidad y se controla mejor el envejecimiento (oxidación) del producto.

– Mejor conservación: el aceite llega al cambio manteniendo sus propiedades y características.

En resumen, Volvo consigue con la norma VDS-5 un mayor ahorro de combustible, menos emisiones y asegura la durabilidad de sus motores.

Precisamente utilizar el lubricante adecuado es la mejor estrategia para prolongar la vida útil de un vehículo de flota y mantener su consumo en el menor nivel posible. Los aceites de calidad cuidan del motor y permiten extraerle la máxima rentabilidad.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comparte en redes sociales:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Share on tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *.
Le recordamos que Este blog es participativo, aunque TOTAL ESPAÑA se reserva el derecho a la revisión y moderación de los comentarios recibidos en el mismo.Para más información, consultar nuestra sección de normas del blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a sus hábitos de navegación. Puede obtener más información leyendo nuestra Política de protección de datos y cookies